Free counter and web stats

A veces bajan al Inframundo.

22 nov. 2009

Qué buena idea fue...

Todo está cambiando mientras permanece estático. Siguiendo con las incongruencias de aquí abajo, claro. Pues, aunque parezca todo más o menos igual, no es cierto.
Las cosas varían tan lentamente aquí que es como ver los cambios producidos por el paso de la lengua de un glaciar por su cuenca... al final, tras muchos meses, las cosas se van notando.

Y él, el curandero, sigue aquí. No sé porqué motivo no ha querido marcharse aún. Dice que le gusta mi compañía y no llego a entender el porqué. Pero a mí me hace mucho bien, a mí también me gusta su compañía, a mí, si llego a decir la verdad, me encanta.
A veces creo que no es un curandero como tal, simplemente es un empleado de la limpieza. Ha empezado a barrer malos recuerdos, ha tirado viejas plumas y ha quitado todo olor a Luz o a su cuidador. Simplemente, al pasear por este terreno, ha dejado el suyo. Un olor que no es muy peculiar, es normal, no tiene ni trazas de ser dulce, ni amargo ni más almizclado o más avinagrado. Casi podría decirse que es un olor neutro, que quizá ni siquiera sea su olor. Quizá sea el olor que tenía todo esto antes de que el azufre que hacía prender la Luz llegara aquí abajo.
Es alegre, eso es otro de los motivos por los que las cosas aquí no son iguales. Ríe a cada momento, todo su trabajo lo hace con una sonrisa e incluso a veces deja alguna carcajada colgando en el aire. Una carcajada tan densa que en ocasiones me parece verla como se sujeta fuertemente de las estalactitas para no caer y quedar siempre flotando en el aire. Cuando ya cae, es porque otra viene de camino... son tan alegres que yo quiero imaginarlas de colores, dando así otros tonos a esto que fue una vez entre gris y negro.

No sé el tiempo que se quedará... pero ahora me da miedo que una vez que acabe su trabajo se marche. Es egoísta quererlo para mí, para siempre... supongo que éste es su trabajo y debe seguir su camino... pero, no puedo quedarme con él para siempre o al menos un poco más? No puedo acompañarlo en su trabajo en lugar de dejar q se marche?

Sea como fuere, qué buena idea fue...


Saludos desde el Inframundo.